Translate

jueves, 7 de enero de 2016

Cronodisrupción en fiestas y obesidad. Primer paso, recupera la regularidad.

Ya han finalizado las festividades entrañables del periodo navideño. Ahora toca recuperarse de los excesos de comida, bebida, fiesta y nocturnidad. Asociado a ello, muchos son los que se han establecido el propósito de bajar de peso.  Una propuesta muy interesante para los primeros pasos de la gente que quiere recuperarse de este periodo y comenzar con la recuperación del peso corporal es la REGULARIDAD.




Parece ser que los factores mencionados anteriormente pueden alterar la cronobiología -los ritmos biológicos- los cuales están establecidos en nuestro cuerpo para salvaguardar la salud. La alteración de los mismos provoca  modificaciones de salud, entre ellas la obesidad y la ganancia de peso graso.

Por ello, los expertos recomiendas que se pretenda recuperar los ritmos habituales. En materia práctica se sugiere que en estos días:

- Se evite la excesiva exposición a la luz en la noche, para recuperar el sueño.
-Establecer el horario de ir a dormir.
-Establecer las horas suficientes de sueño (por encima de 6 horas).
-Establecer un horario de las comidas.
-Establecer un horario para el ejercicio físico.


De la misma manera se debe recomendar la paulatina incorporación al ejercicio físico, y se recomienda comenzar en los primeros días con la implementación de actividad física cotidiana -subir escaleras, caminar, romper periodos prolongados de sedestación, etc.,- Porque , tal y como ha publicado el Dr. López Chicharro, en ocasiones los programas de ejercicio físico reduce la actividad física no asociada con el ejercicio y con ello, se puede reducir los beneficios del ser activo. En un reciente estudio recuperado por el citado experto, pone de manifiesto que este efecto ahorrador es más acusado en programas de ejercicio físico aeróbico que en los de fuerza. Estos últimos,  según los autores del estudio permiten hacer más actividad física cotidiana, especialmente los días de no entrenamiento. Consecuentemente, parece sensato  1) ajustar los programas de ejercicio físico aeróbico en estos días, más bien a la baja, e invitar a la mayor actividad física durante el día; 2) iniciar o mayor predominio de programas de entrenamiento de fuerza.


Ánimo y recuerda que los primeros días son cruciales.


Bibliografía.

Blog Exercise Physiology & Training. "Efecto ahorro" de actividad física en programas de ejercicio aeróbico y de fuerza. Disponible en    http://www.fisiologiadelejercicio.com/efecto-ahorro-de-actividad-fisica-en-programas-de-ejercicio-aerobico-y-de-fuerza/

Garaulet M, Ordovás JM, (ed). Chronobiology and obesity. New York: Springer; 2013.


El presente artículo pretende realizar una breve recomendación general para este situación médica particular, lo cual NO SUSTITUIRÁ NUNCA, ni el diagnóstico ni el tratamiento tanto médico como terapéutico que se pueda haber emitido. Así mismo, se recomienda que si usted padece la situación tratada a lo largo del artículo, se ponga en contacto con su médico, fisioterapeuta o prescriptor de ejercicio para que puedan realizar un estudio profundo y personalizado de su situación, pudiendo ajustarle al máximo la realización de ejercicio físico o el tratamiento más acertado para usted.


Si te ha gustado esta entrada y quieres expresar o compartir tu opinión y/o experiencia, puedes participar añadiendo tu propio comentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario